Historias con los Kg: La experiencia de Co

Lunes 13 de Junio de 2011


Hola a Todos!! Hoy comparto con ustedes otra de las experiencias que me llegaron por mail. En este caso quien nos escribe es Co, fiel seguidora de este blog:

"Mis problemas con el peso comenzaron cuando menstrué por primera vez. Siempre fuí una chica de contextura grande, tanto que al lado de mis compañeras parecía la madre. La cuestión es que desde que me desarrolle empecé a engordar y engordar. Comía mucho y encima era vaga y no me gustaba hacer actividad física. No es que haya sido vaga desde ese momento sino que siempre fuí medio reacia a los deportes hasta que di con natación. Nadé durante diez años pero, lamentablemente, tuve que dejar porque tenía sinusitis crónica y vivía enferma.

Con el paso del tiempo fuí haciendo distintas dietas, pasé por varios nutricionistas y gimnasios. Sin embargo dejaba la dieta o el gimnasio y volvía a engordar. A los 15 años me detectaron hipotiroidismo y me empezaron a medicar. Tuve una doctora oriental que me dió una dieta en la que sólo comía verduras cocidas y mucho zapallo. Bajé como 10 kilos pero cuando la dejé volví a subir. Todo el tiempo intentaba a adelgazar porque mis amigas y compañeras eran flaquitas y menuditas. Me sentía frustrada y sufría horrores a la hora de comprar ropa. Además, era súper introvertida entonces era peor. Así transcurrió toda mi etapa de adolescencia hasta que me vine a vivir a Córdoba. Había llegado a mi punto máximo de gordura. Pesaba casi 80 kg y ya me molestaba, asique me decidí y empece un tratamiento con una nutricionista. Si bien hacía poca actividad física logré bajar alrededor de 10 kgs. Estaba feliz de la vida, me dieron el alta y logré mantenerme durante un buen tiempo pero después fuí engordando de nuevo. Esta vez fueron alrededor de 6 kilos. Di vueltas por miles de médicos de tiroides, que no sólo me regulaban la tiroides sino que me daban sibutramina y pastillas para ayudar a bajar de peso. Un día me harté de tomar tanta medicación y volví a cambiar de doctora. Y ahí empezó el mayor cambio. Esa doctora me atiende hasta el día de hoy y estoy perfecta con el peso. Logró regularme de manera adecuada el hipotiroidismo y sin querer empecé a bajar de peso. Tal es así que desde hace 4 años la balanza se mueve en los mismo valores. Por supuesto que tengo subidones y bajones de uno o dos kilos dependiendo de la época del año, pero estoy estable. Además, he empezado a hacer actividad física y eso me ayuda bastante. Lo hago por obligación y por una cuestión de salud. Desde que trabajo estoy muchísimas horas sentada y se que eso me va a traer consecuencias a la larga, asique hago el esfuerzo y voy al gimnasio al menos tres veces por semana. También he hecho pilates y me ha dado buen resultado.

Hoy por hoy puedo decir que estoy conforme con mi peso y mi cuerpo. No soy tan flaca como quisiera pero tampoco tengo sobrepeso. Tengo un peso saludable y acorde a mi contextura  física, el cual puedo sostener. Siempre he comido de manera sana y lo sigo haciendo de ese modo. No me privo de nada pero siempre modero. Porque si fuese por mi viviría a golosinas!
Creo que el tema del peso tiene que ver un poco con la predisposición física y otro poco con la cuestión psíquica. Mucha gente se empeña en hacerme creer que soy una persona gorda (mido 1.71 mts y peso 67kg) y si bien me da bronca no les doy bola. Me costó mucho llegar a regularizarme y no voy a permitir que nadie me venga a decir algo que no es. Hay gente que está enferma y sigue creyendo en el estereotipo de belleza raquítica! Obviamente tengo un montón de cosas por mejorar, que podría ser más flaca y esbelta, pero así estoy bien y con eso me basta.

Considero que es muy importante que como sociedad entendamos que la obesidad es una enfermedad y que en lugar de seguir modelos de belleza absolutamente ridículos miremos hacia el costado y nos demos cuenta que el cuerpo de barbie no existe. Es necesario que se haga una ley que regule este tema, que obligue a las casas de ropa a hacer todos los talles y que el castigo por no hacerlo sea alto. Así no solo vamos a lograr una sociedad más feliz y con menos discriminación sino que vamos a evitar un montón de desórdenes alimenticios en la gente.

Espero que mi aporte sirva para algo.

Un beso grande!"

Gracias Co por compartir tu historia con nosotros!!!

3 comentarios:

NatiMarginal dijo...

Pfff, coincido plenamente con vos, es una lástima que nos marquen a las raquíticas modelos como parámetro de belleza. Hay nenas de entre 10 y 12 años enfermas por el peso y obsesionadas con las calorías, es un horror!

Y dijo...

Sí, yo también estoy de acuerdo. Cada vez el problema se adelanta: ya no son los adultos ni los adolescentes, las niñas sufren el problema. Es muy triste.

Co dijo...

GUau! QUe linda sorpresa!!! :) Recién llego de viaje y veo mi experiencia publicada en el blog. Gracias nena! Beso enorme"!