Esforzarse..

Domingo 06 de Noviembre de 2011

El otro día estaba tomando la merienda en un café, y veo que entran tres chicas rubias, altas, de pelo laaargo eterno, flacas, lindas. No sé por qué me detuve a observarlas y me puse a pensar lo fácil que debe ser para ese estilo de mujer andar por la vida. Primero y principal, todo les queda bien. Aunque se pongan una sábana, se van a ver lindas. Aunque estén despeinadas, el pelo rubio lacio precioso se va a ver bien. No tienen que preocuparse por sentarse de tal o cual manera para evitar que ese rollito que tanto molesta se les vea. Es que no conocen lo que es tener un rollito. O un rollo. O panza. 
No tienen medio drama de entrar a un local, agarrar cualquier remerita de modal y comprarla. Yo al modal ni me lo pruebo. Un vestido? Menos. Pollerita de jean? Jamás. ME GRITAN.

Y fui tan tarada que me largué a llorar. Me puse mal porque me vi en la situación en la que me tocó vivir. Toda mi vida voy a tener que estar pendiente de lo que como así no engordo. De estar bien peinada porque la naturaleza no me dio mucha belleza. De salir aunque sea levemente maquillada porque si no lo hago soy un espanto. De pasar y pasar ropa en los locales pensando "esto no me queda por las piernas", "este talle ni en pedo me entra", "la pollera blanca me va a gritar". Y ojo, no es que tenga autoestima baja. Es que soy realista. Dios me dio inteligencia, pero no "tranquilidad de belleza". Y por tranquilidad de belleza me refiero a esa relajación de no tener que esforzarse por verse bonita. Porque la belleza es esfuerzo, pero algunas mujeres vinieron con un bonus que les da más facilidad a la hora de arreglarse.

¿Ustedes qué piensan?

9 comentarios:

Rominitten dijo...

Saudaris:
Yo suelo tener ese tipo de pensamiento. El por que a mi o por que mi genética no fue generosa conmigo es una pregunta que resulto ser recurrente en mi juventud y cada vez menos, pero aparece durante mi adultez. Tengo amigas que siempre fueron hermosas, de esas chicas que era entrar con ellas a distintos lugares y que todo el mundo se diera vuelta para mirarlas. Me acuerdo que cuando íbamos a bailar los hombres les hablaban y siempre el pobre amigo tenia que venir conmigo para hacer la segunda, al punto que les decía que no era necesario que se quedaran conmigo para hacerle la gamba al amigo.
La belleza no lo es todo claro y fui creando nuevas "armas" de seducción, me fui formando, aceptando y hasta en algunos momento me siento linda.
Una vez les pregunte a mis amigas que se sentía, una de ella Lic. en Química me dijo que era un karma para ella. Nunca sabia si estaban con ella por ser linda o por lo que era, o lo que era peor, cuando la conocían se iban. En una entrevista de trabajo estaba ella y otra chica, las dos dan la entrevista, cuando a través de la puerta entreabierta escucha al entrevistador comentar "Esta chica es muy linda y tiene muy buen cuerpo...Anda a saber como logró recibirse,mejor elegimos a la otra que es mas seguro" No solo no consiguió el trabajo sino que la hizo odiarse a si misma.
Creo que todos tenemos que sobrellevar lo que la vida o la genética nos dio. Y hasta a veces creo en el dicho "La suerte de la fea, la linda la desea"

Te dejo un beso grande.

Pau dijo...

Yo pienso que está muy bien ser realistas y darnos cuenta de lo que somos, pero está mucho mejor aceptarnos y ser felices.

Si vivís comparándote con otras que fueron más beneficiadas por la genéticas, vas a vivir amargada porque siempre va a haber chicas más lindas, más flacas, más lo que sea.

Por ahí, la clave está en aceptarse, saber cuáles son nuestros fuertes, enfocarnos en lo que nos hace feliz, y tratar de olvidar un poco el concepto de perfección que nos meten en la cabeza.

Co dijo...

Me quede pensando en esto de esforzarnos por ser bellas, ser esclavas de dietas y gimnasios y martirizarnos porque la ropa en los locales no nos entra o sufrir porque nos gustaría entrar en determinadas prendas. La verdad creo que son muy pocas las privilegiadas que no deben esforzarse por ser bellas. Yo te aseguro que esas tres chicas deben vivir a lechuga, yendo al gimnasio y a la peluqueria 24/7.
Digo, a veces uno las ve y dice que guacha! Mirá el lomaso que tiene. Pero, por los casos cercanos, la mayoría vive rehen de tratamientos apra la celulitis, las estrías y la flaccidez, comiendo lechuga y agua como los canarios y demás.

Creo que uno puede hacer algo para verse linda, pero de ninguna manera debemos deprimirnos y sucumbir ante el ridículo estereotipo de belleza que hoy reina.

Y por último, quiero decir que es mucho mejor ser intelente a ser bella pues lo primero no se compra. Lo segundo, si.

Besote y no te desanimes!

Café (con tostadas) dijo...

Que es todo cuestión de actitud!

Y podría estar tres horas diciendo lo mismo que las chicas acá arriba, y contándote del par de rubias flaquitas de pelo eterno que conozco que tienen los mil mambos pero te la hago corta. Es cuestión de actitud.

Si yo puedo salir a la calle con un strapless y robarme un piropo, es porque la cosa no pasa por lo que hay sino por la forma de andar ;)

Jez dijo...

Hola! Que emoción, post nuevo, post nuevo! Me siento una niña!
Bueno, vos conoces mis mambos, pero últimamente algo dentro mío hizo un clic (no tengo idea cómo, cuándo o por qué), pero la cuestión es que a pesar de que me mando alguna que otra macana estoy mucho más tranquila que antes y me tomo las cosas de otra manera.
Entiendo completamente lo que decís, me ha pasado muchas veces de ver a conocidas, amigas y extrañas con sus cuerpos y simpatía (soy introvertida) y me decía...por qué no pude nacer con ese cuerpo, o ser tan divertida como ella.
Pero a pesar de que al igual que vos tenga que pasarme toda la vida viendo qué comer y cuánto para no engordar de más; hasta que aprenda a comer.. Hoy por hoy estoy tomando otra actitud en mi vida, lo tomo como un juego, me divierto, me la creo, me creo que soy una diosa y que está buenísimo divertirse. Mientras tanto agilizo el cerebro que es lo más importante y por lo que en definitiva nuestro verdadero amor nos terminará eligiendo!
Besos, ;)

Min Smith dijo...

Yo pienso que todo se puede. No tenés que guiarte por los estándares de belleza de los demás. Sino por los tuyos. Si vos sentís que tenés que bajar de peso, hacelo. Luchá por eso. Pero no hasta verte como ellas, sino hasta que vos te sientas mejor con vos misma.

Anónimo dijo...

no te quedes con lo de afuera, q no te coma el exterior. es algo q te toca y hay cosas q se pueden cambiar y otras q no. lo q no va es q te sientas tan triste. la vida esta buenisima. disfruta! come, hace ejercicios, toma helados, alcohol, vivir a dieta es un ba jon!!!!!!!!!! encontra el equilibrio. Sé feliz, y ocupate de vos. Besos!

periodico paraguay dijo...

Muy buenooo!!!!!

periodico paraguay dijo...

Muy buenooo!!!!!